Universidad Tecnológica de Bolívar

Una institución con vocación empresarial e internacional

Oferta académica


¿La alimentación de hoy en día es sana y sostenible?

Eso fue precisamente lo que se planteó en la segunda jornada de la Cátedra de Paz, en la que la conferencia llevaba por título ¿Nos alimentamos de una manera sana, justa y sostenible en Cartagena? que organiza desde hace dos semestres el profesor de Ciencia Política y Relaciones Internaciones, Pablo Abitbol.

En esta oportunidad la cátedra estaba dirigida al tema de la alimentación sana y sostenible en el contexto del posconflicto como una manera de entender cuáles son las dinámicas sociopolíticas, socioeconómicas, etc. para así fortalecer los sistemas alimentarios sanos, justos y sostenibles  que giran en torno ésta, y que los jóvenes y la ciudadanía de Cartagena y Bolívar se conecten con el movimiento mundial de la revolución de la comida; además de crear conciencia que gracias a una nutrición saludable, no solo el cuerpo –físicamente hablando- lo agradecerá, sino que la mente también se verá beneficiada.

Una alimentación sana de verdad

“Para nosotros en la UTB un tema central es el sistema alimentario, porque en buena medida, el olvido de las comunidades campesinas que fueron masacradas, desplazadas, asesinadas, por parte de los ciudadanos urbanos responde a una desconexión profunda que ocurrió entre los productores tradicionales de nuestros alimentos y nuestra alimentación, dejamos en algún  momento de privilegiar la producción campesina  para privilegiar lo que nos vendían los medios de comunicación: las gaseosas, los paqueticos, la comida procesada, etc.” agregó Pablo Abitbol cuando se le preguntó por la alimentación sana.

No comer de una forma balanceada y sana no solo ha dañado la salud personal, con una cantidad de enfermedades y costos que tiene que asumir la sociedad, sino lo que en ciencia política se llama salud pública, ya que los campesinos están siendo cada vez más acorralados por un modelo de desarrollo extractivista e agroindustrial que corta sus tierras, daña el suelo, las fuentes de agua se contaminan, se cercan los territorios y la gente tiene que hacer el doble de esfuerzo por conseguir recursos que antes estaban a su alcance a escasos 2 kilómetros “hoy tenemos un mundo  en el cual los ciudadanos urbanos están mal alimentados y los campesinos tienen hambre y sed”, sentenció.

Desde la Universidad se está trabajando en una estrategia en el área de sistema alimentario, desarrollo humano territorial y construcción de paz que tiene varios componentes:

  1. El mercado campesino: proyecto pedagógico que busca no solo concientizar a la gente de lo importante que es la alimentación que nos pueden traer los campesinos del territorio, es además, un proyecto de investigación en el los académicos de la UTB que participan en él tratan de ver qué ocurrió y que ha venido ocurriendo con los mercaditos campesinos que en Cartagena. Fueron tradicionales, hay todavía unos remanentes, pero  en condiciones muy indignas, muy precarias, y lo que se busca es entender cómo funciona, como podrían funcionar mejor y proponer una política pública de revitalización, dignificación y fortalecimiento de los mercados campesinos en Cartagena.
  2. El curso de la revolución de la comida: Se viene trabajando desde hace varios semestres en el que se tratan temas que tiene que ver con la alimentación sana, tanto para el cuerpo como para el espíritu y mente de cada persona. Una buena alimentación tiene impacto sobre cuanta atención, cuanta concentración, cuanto esfuerzo, motivación tienen, por ejemplo, los estudiantes para rendir mejor en la universidad, y también para el cuerpo social. Se busca que los jóvenes aprendan a alimentarse mejor, fortalecer sus sistemas alimentarios sanos, justos y sostenibles.
  3. Huerta experimental: A partir de este semestre la UTB cuenta con una huerta experimental, una parte de ella está cultivada mediante las tradiciones campesinas montemarianas, para eso está disponible un curso electivo de humanidades: cultivar alimentos y cosechar paz, dirigido por el líder campesino montemariano y profesor Wilmer Vanegas, quién les enseña a los estudiantes como se cultivan los alimentos de manera tradicional. La otra parte de la huerta la dirige Liliana Ujueta y el Semillero de la Huerta Permacultural, que buscan a partir de esas tradiciones innovar para  fortalecer el conocimiento que se pueda difundir en el territorio campesino sobre técnicas agroecológicas, biomiméticas de cultivo diversificado en el que no se necesiten tantos insumos agroquímicos, insecticidas, etc. que sea sano, justo, sostenible y más productivo que el modelo agroindustrial.

 

Erradicar la pobreza en la ciudad

A través de estos proyectos de alimentación sana en los que viene trabajando la Universidad, lo que se busca es poder aliviar y eventualmente erradicar la pobreza y la pobreza extrema, ya que se está llevando a la gente la posibilidad mediante una reconexión innovadora con la producción de alimentos campesinos, la posibilidad  de obtener mejores alimentos: más nutritivos y más sanos.

Hay estudios científicos que muestran que en los países donde se ha incrementado mucho el consumo de grasas saturadas dañinas, (fritos, etc.) aumentan los índices de homicidios, eso quiere decir que hay una conexión entre alimentación, seguridad y violencia ciudadana. “Todo eso es lo que estamos explorando, porque las aristas de la alimentación tocan todo, y  están en el fondo de los conflictos y de la violencia política que hemos vivido durante tantas décadas. El objetivo  a mediano plazo es poder irradiar una nueva cultura de la alimentación para la paz a toda Cartagena y a través de eso al territorio, a la Región Caribe y al país. Estamos en ese sentido trabajando en la  vanguardia de un movimiento mundial que conecta la alimentación con el desarrollo humano y la construcción de paz” explicó Abitbol.

La perspectiva de la Cátedra en este 2do periodo de 2017

Para este semestre, la Cátedra de Paz Unitecnológica está tratando de abrir arenas de deliberación ciudadana sobre la conexión que hay entre los modelos de desarrollo académicos, lo que cada quien piensa, y lo que el estado y las organizaciones sociales y demás conciben como desarrollo y el buen gobierno (no solo como eficiencia sino además ética, legalidad, calidad de la gestión pública y la paz).

Para este semestre trabajaran en varias sesiones deliberativas, en las que estarán presentes los aliados que actualmente están trabajando de la mano de la Cátedra: La Silla Caribe,  ACRIP, el Cede, Dejusticia, Cartagena Cómo Vamos, Funcicar y Corporación Desarrollo Solidario.  


¡Comparte este contenido en tus redes sociales!

Socios corporados

Cámara de Comercio de Cartagena
Fenalco Bolívar
Camacol
Acopi
Andi